Translate

sábado, 27 de octubre de 2012

PLANTEAMIENTO DEL OBJETIVO DE LA INVESTIGACION


PLANTEAMIENTO DEL OBJETIVO DE LA INVESTIGACION
Jose Ramos Flores
Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas Rambell
1.-   ¿Qué son los objetivos?
Según Ortiz Cansaya[1], los objetivos son enunciados claros, coherentes, evaluables y precisos de las metas que se piensan cumplir con la investigación.
Para Mario Tamayo[2] el objetivo de la investigación es el enunciado claro y preciso de los propósitos por los cuales se lleva a cabo la investigación.
Hernández Sampieri[3], nos dice que los objetivos de investigación tiene la finalidad de señalar a lo que se aspira en la investigación y deben expresarse con claridad, pues son las guías del estudio.
Entonces, podemos decir que los objetivos explican el propósito de la investigación a realizar. Es la expresión del propósito que anima al investigador a realizar la investigación y responder a las preguntas[4]: ¿para qué voy a investigar? ¿Qué cambio importante deseamos lograr?
Definir los objetivos supone determinar adónde se apunta, cuál es el propósito, el para qué y para quién de la investigación. Los objetivos tienen que expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles de alcanzarse; son las guías del estudio y hay que tenerlos presentes durante todo su desarrollo. Evidentemente, los objetivos que se especifiquen requieren ser congruentes entre sí.
Los objetivos estarán presentes en cada una de las etapas de la investigación, en virtud de que la evaluación de cada etapa implica ir a los objetivos trazados para constatar hasta qué punto se ha logrado las metas propuestas en el estudio.
2.-  Clases de objetivos
En los trabajos de investigación se plantean dos clases de objetivos::
      Objetivo General 
      Objetivos Específicos
2.1.- Objetivo General:
Los objetivos generales constituyen el propósito global de la investigación. Es el marco de referencia de lo que se pretende aportar y demostrar en la tesis.
El objetivo específico constituye una deducción lógica del problema de investigación formulado.  No establece soluciones concretas, no especifica los problemas a resolver, sino un enunciado genérico. Por ello, para la concreción del objetivo general se necesita formular los objetivos específicos.
El objetivo general tiene los siguientes elementos:
El propósito: Aspecto con el que se inicia el enunciado. Son los verbos infinitivos como determinar, identificar, describir, evaluar, validar, etc.
Unidades de análisis o de observación: Las personas, fenómenos u objetos sobre los que se busca conocer algo.
Las variables: Las características de las unidades de observación o análisis que se van a estudiar.
2.2.-  Objetivos específicos
Los objetivos específicos resultan de desagregar el objetivo general y precisan las actividades a ejecutar para concretar los logros específicos a obtener.
Los objetivos específicos constituyen sub-objetivos que descentralizan la focalización del tema, pero dentro de su contexto. Son partes de un todo, enunciadas para facilitar la comprensión de las metas a las que se arribará con las conclusiones, para integrar las mismas, en un conjunto armónico.
Los objetivos específicos tienen las siguientes características:
   Son un desagregado del objetivo general, si éste es complejo y se requiere precisar acciones para alcanzarlo.
    Son enunciados que indican el curso de análisis a los que hay que someter a las variables del problema a estudiar
     A mayor número de variables, mayor número de objetivos específicos
3.-   El uso de los verbos en la formulación de los objetivos
Como hemos visto, los objetivos generales y específicos guardan una íntima relación, sin embargo no son los mismos. Vemos que los objetivos generales no establece soluciones concretas, mientras los objetivos específicos si apuntan a una solución especifica, por lo que en el uso de los verbos infinitivos también debemos tener en cuenta este grado de concreción.
Los objetivos generales usan verbos de mayor alcance, que indican generalidades y de menor concreción, como: saber, conocer, apreciar, buscar, averiguar, etc. Mientras los objetivos específicos usan verbos de menor alcance y de mayor concreción, tales como: proponer, resolver, comparar, analizar, estimar, inferir, deducir, etc. Sin embargo, ello no significa que sea una regla, sino que el uso de los verbos obedece y se  adecua al tipo de investigación y a las características de los problemas.
4.-  ¿Qué función cumplen los objetivos?
Sus Funciones son:
·  Especifican el conocimiento que se desea alcanzar a nivel de los resultados contrastados.
·     Delimitar los alcances (amplitud) de la investigación
·     Se constituyen en la guía permanente del estudio, evitando desviaciones no deseadas.
·     Permiten definir las etapas que se requieren en el estudio
·     Determinan los resultados que se esperan obtener.
5.-   Recomendaciones para su formulación
·    Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación.
·  Su formulación debe comprender resultados concretos en el desarrollo de la investigación.
·     Deben ser susceptibles de alcanzarse. Los alcances de los objetivos deben estar dentro de las posibilidades del investigador.
·     Durante la investigación pueden surgir objetivos adicionales e incluso ser sustituidos por nuevos objetivos, dependiendo de la dirección que tome la investigación[5].
6.-    Relación de problema de investigación, hipótesis y objetivos.- La relación que existe entre el problema de investigación, la hipótesis de investigación y los objetivos de la investigación, es la siguiente:
·       Problema de investigación es la pregunta
·       La hipótesis es la respuesta a dicha pregunta, y
·       Los objetivos son las metas de la investigación.
Podemos afirmar que los tres conceptos significan lo mismo, sólo que el problema se escribe en forma de pregunta, la hipótesis en forma de respuesta (a la pregunta) y los objetivos en forma de metas que alcanzar en la investigación. Lo que significa que teniendo determinado cualquiera de los tres, los otros dos ya estarían determinados implícitamente[6].



[1] ORTIZ CANSAYA, Aurelio. Metodología de investigación jurídica y de las ciencias sociales. p. 179.
[2] TAMAYO TAMAYO, Mario. Proyecto de Investigación. p.69.
[3] FERNANDEZ SAMPIERI, Roberto y otros. Metodología de la investigación. p. 51.
[4] Véase Jaime DEZA R. y MUÑOZ LEDESMA, Sabino. Metodología de la investigación científica. p. 32.
[5] Interesantes sugerencias presenta el Dr. Carlos MENDEZ, en su libro Metodología. Diseño y desarrollo del proceso de investigación. p. 93.
[6] Véase YUPANQUI MARIN, Carlos. Como hacer tesis en derecho. pp. 24-25

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada